http://elperiodismoconsentido.blogspot.com/

jueves, 14 de abril de 2011

La realidad delincuencial en la República dominicana, sigue en aumento.

                                                                EDITORIAL:
Recientemente, el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, ha dicho que la delincuencia y criminalidad ha disminuido en la República dominicana. Sin embargo, la población percibe ¡todo lo contrario!
 Los hechos delincuenciales siguen frecuentándose en todo el país. En la presente semana, trascendió el atraco de que fuera objeto el juez de la Suprema Corte Justicia, Julio Aníbal Suárez, en un hecho ocurrido en el Mirador Sur, de la capital dominicana.
A este hecho se suman otros tantos que no han trascendido, porque se ha tratado de ciudadanos comunes.
Hay que admitir que, la labor de la policía nacional no es competente para erradicar el alto índice delincuencial que se ha apoderado de la República dominicana.
La población percibe que en el país no hay una voluntad firme contra la delincuencia y el consumo de drogas narcóticas que también incide en los hechos delictivos que se están registrando en la República dominicana.
En San Pedro de Macorís, en  la Región Este y en todo el país, siguen registrandose hechos delictivos.
En Senda en las Noticias no entendemos porque en vez de los agentes policiales que se encuentran al servicios de de tiendas, hoteles y otros negocios de propiedad privada no están patrullando las calles y controlando la delincuencia; son muchos  los policías que están asignados a grandes negocios particulares, funcionarios, políticos y personalidades.
Sabemos que ellos necesitan seguridad, pero la población en sentido general requiere ser más protegida por la policía nacional.
Dando a la deficiencia de la policía nacional, el gobierno debe incorporar a los demás cuerpos castrases, entiéndase el Ejércitos Nacional y hasta la Mariana de Guerra si fuese necesario para contrarrestar el auge de la delincuencia que cada día avanza en la República dominicana.
En esta temporada del feriado de la Semana Santa, se debe incrementar la  vigilancia policial en razón de la ausencia de los ciudadanos que se desplazaran a las diferentes playas y balnearios del país.
La población debe mantener la debida precaución al momento de abandonar sus hogares, e irse a vacacionar porque se exponen a riesgos en el camino que le conduce a esos destinos, y podrían ser víctimas de robos tras sus ausencias en sus hogares.
La Población se queja de los niveles de inseguridad y pide más control, pero la ciudadanía debe acatar las medidas de prevención de  la delincuencia en estos tiempos y siempre!!!!